• Inicio
  • >
  • Blog
  • >
  • 5 consejos para mejorar el clima organizacional
6-consejos-para-mejorar-el-clima-organizacional-100

Purificadores de aire |

LÉELO EN 6 MIN.

5 consejos para mejorar el clima organizacional

   
Publicado el 03 mayo, 2022

La empresa Google es quizás uno de los ejemplos más reconocidos de "los mejores lugares para trabajar". Es por esto que muchas empresas, nacionales e internacionales, se han esforzado por construir un ambiente laboral envidiable, al nivel de Google. Pero ¿cómo se logra un buen clima laboral? ¿Cuáles son los factores determinantes para hacer de una empresa un lugar ideal? En este artículo mencionamos cinco consejos que te pueden ayudar a transformar tu lugar de trabajo.

¿Qué es el clima organizacional?

El clima organizacional, o clima laboral, es la percepción que cada uno de los miembros de la organización tiene en relación a su trabajo, y esta percepción que se construye de manera colectiva, afecta directa o indirectamente en el desempeño de los trabajadores.

Son varios los factores, tanto físicos como emocionales, los que influyen en esta percepción. Algunos de ellos son: el tipo de liderazgo, las oportunidades de crecimiento, los reconocimientos, las relaciones interpersonales, el ambiente físico, etc.

Nueva llamada a la acción

Debido a que la organización se compone de personas, y son ellas las que definen el tipo de clima que tiene la organización, el ambiente laboral juega un papel fundamental en el rendimiento de la empresa, en la productividad y reputación. Por lo tanto, velar por un buen ambiente interno es clave para: mejorar la satisfacción laboral y lograr los objetivos organizacionales.

Como son varios los factores que influyen y conforman el ambiente laboral, son varias las medidas que se pueden tomar para mejorar el entorno laboral de una empresa. Algunos de los consejos más destacados son los siguientes.

1. Avanza hacia un liderazgo efectivo

Existen distintos tipos de liderazgo, pero entre los más reconocidos está el transaccional, el participativo, el Laissez-faire y el transformacional. Cada uno de ellos funciona bajo un enfoque distinto, algunos se centran más en las metas, otros en las personas, otros en la participación, etc.

Sin embargo, dentro de las últimas décadas, el tipo de liderazgo que más se ha utilizado es el transformacional. Esto porque pretende darle más valor al trabajador como persona, impulsar sus habilidades y crecimiento, para lograr una alta satisfacción laboral y en consecuencia, un buen rendimiento de la empresa.

2. Mejora las relaciones interpersonales

Cuando una persona va al trabajo, inevitablemente va a compartir con otros y se va a relacionar de manera afectiva con otras personas, independientemente del tipo de trabajo que realice. La buena o mala relación entre compañeros de trabajo o con sus superiores, muchas veces es un factor determinante para que una persona permanezca o se vaya del trabajo. Por esto es importante tomar medidas para mantener buenas relaciones interpersonales, por medio de la interacción, actividades extra laborales, reuniones de equipo, etc.

3. Optimiza los espacios físicos de trabajo

Sin duda el espacio físico o lugar de trabajo ha pasado a tomar una importancia importante luego del año 2020 y el teletrabajo. Esto porque para muchas empresas puede ser difícil "luchar" contra la comodidad de trabajar desde la casa, por lo tanto se han tenido que esforzar por mejorar sus espacios de trabajo.

Ofrecer lugares de descanso, escritorios ergonómicos, buena iluminación, buena ventilación (especialmente para prevenir enfermedades respiratorias), etc., será de gran ayuda para mejorar la concentración y rendimiento de los trabajadores en la oficina.

“Cuando trabajamos en un óptimo espacio de trabajo estamos potenciando nuestra salud emocional. Se ha demostrado que las áreas cómodas mejoran la salud en un 20% y la felicidad de los empleados en un 24%. Mientras que los niveles de productividad aumentan entre un 15 y 35%.” La importancia del espacio de trabajo

Nueva llamada a la acción

4. Entrega reconocimientos e incentivos

La recompensa, el reconocimiento y el incentivo son mecanismos muy antiguos, pero que se siguen utilizando porque tienen resultados. A todas las personas les gusta que se les reconozca cuando obtienen un logro laboral, eso mejora el autoestima, el sentido de pertenencia y el desempeño. Lo mismo pasa con los incentivos, estos tienen el objetivo de impulsar los esfuerzos que un equipo realiza para alcanzar una meta que resulta desafiante. Tanto los reconocimientos como los incentivos tienen el propósito de mejorar la motivación de las personas.

5. Fomenta la capacitación continua

La percepción de que los trabajadores solo van a sus puestos de trabajo a cumplir con una tarea quedó obsoleta. Hoy en día, la fuerza de trabajo está principalmente compuesta por la Generación Y o los Millennials. Esta generación valora profundamente el tipo de retribución denominado "salario emocional", es decir, una paga no monetaria que se enfoca en otorgar recompensas como flexibilidad horaria, lugares de descanso, crecimiento profesional, entre otros. Es por esto que la capacitación que se incentiva desde la misma organización es un factor muchas veces determinante para la permanencia en la empresa.

Finalmente, un buen clima laboral permite alcanzar los objetivos de la organización, pero además, trae consigo una serie de beneficios, tales como: mejorar la calidad del trabajo, aumentar la productividad, reducir el absentismo laboral, aumentar la retención de talento, entre otras cosas.

Nueva llamada a la acción

Artículos Relacionados