• Inicio
  • >
  • Blog
  • >
  • Por qué tener un desfibrilador externo según la ley 21.156
articulo4-biopure-1

Primeros auxilios |

LÉELO EN 4 MIN.

Por qué tener un desfibrilador externo según la ley 21.156

   
Publicado el 26 mayo, 2020

El año 2019 se aprobó el proyecto de ley 21.156 la cual indica la obligación de disponer de desfibriladores externos automáticos portátiles en determinados lugares tales como centros de eventos, cines, parque de diversiones, hoteles, colegios, entre otros lugares públicos. Esta resolución se acordó tomando en cuenta que las enfermedades cardiovasculares son un importante problema de salud pública, siendo ésta una de las principales causas de muerte a nivel nacional y mundial.

Por otro lado, el paro cardiorrespiratorio tiene como causa frecuente la fibrilación ventricular, siendo la desfibrilación eléctrica precoz el medio más efectivo para evitar muertes por ese motivo. Por lo tanto, disponer de equipos que permitan una atención inmediata ante una fibrilación ventricular en un lugar donde a diario transitan personas es fundamental.

A pesar de que un accidente de carácter cardiaco no se puede prever, ya que, tanto un atleta de alto rendimiento o una persona con un trabajo de oficina pueden padecerlo, hay factores de riesgo que aumentan las probabilidades de sufrir un paro cardiorrespiratorio, estos son: obesidad y sedentarismo.

¡Descarga el caso de éxito de Metlife!

Obesidad

Si hablamos de obesidad, según el último informe de la OCDE el 74% de la población chilena tiene sobrepeso u obesidad, posicionándolo en el primer lugar con respecto a los demás países que son parte de la organización, superando incluso a Estados Unidos y México, países que años anteriores habían liderado el ranking.

Derivado a la obesidad se desprenden otras enfermedades que aumentan las posibilidades de sufrir un paro cardiorrespiratorio tales como la hipertensión arterial, diabetes y niveles altos de colesterol. Con esto último se podría concluir que si hay más de un 70% de la población chilena con obesidad o sobrepeso, este mismo porcentaje es candidato a padecer algunas de las enfermedades anteriormente mencionadas.

Sedentarismo

Por otro lado, en Chile se estima que la cantidad de población que no realiza ninguna actividad física a la semana sea de un 47%, casi la mitad de la población. Esta baja actividad física está, actualmente, ligada a la cuarentena y distanciamiento social obligatorio que muchos chilenos han tenido que hacer por la pandemia por Coronavirus este 2020, sin embargo, en un ritmo de vida normal, solo 2 de cada 10 chilenos contempla la actividad física como parte de su rutina.

La poca o nula actividad física, sumado a los malos hábitos alimenticios, es el contexto propicio para muchas de las enfermedades mencionadas anteriormente, como la obesidad, sobrepeso y enfermedades derivadas de ellas.

Como indican las cifras, Chile es un país con alto porcentaje de población que vive una vida sedentaria, sufre de obesidad y otras afecciones que aumentan las probabilidades de tener un paro cardiorrespiratorio, por lo tanto lo convierte en un país candidato a disponer de manera obligatoria desfibriladores externos en todas sus dependencias públicas y privadas donde a diario circulan personas, ya sea lugar de trabajo, colegio, centro comercial, etc., con el fin de tratar la fibrilación ventricular de manera precoz y salvar una vida.

Si necesitas cotizar desfibriladores para tu lugar de trabajo u otro, puedes hacerlo directamente aquí y continuar leyendo los artículos de la sección Primeros Auxilios para conocer más al respecto.

Nueva llamada a la acción

Artículos Relacionados