• Inicio
  • >
  • Blog
  • >
  • ¿Cómo funciona un desfibrilador externo automático?
¿Cómo funciona un desfibrilador externo automático?

Primeros auxilios |

LÉELO EN 5 MIN.

¿Cómo funciona un desfibrilador externo automático?

   
Publicado el 21 marzo, 2022

El paro cardíaco súbito (PCS)  es una de las principales causas de muerte en en el mundo, tan solo en Estados Unidos causa la muerte de casi 300,000 personas cada año, eso es más que la tasa de mortalidad total para el cáncer de mama, el cáncer de pulmón y el VIH / SIDA combinados (Fuente: Sudden Cardiac Arrest Association). Esta tendencia se replica en otros países del mundo, por eso es importante que las personas sepan cómo actuar en caso de emergencia de este tipo.

El paro cardíaco súbito, o simplemente paro cardíaco, es el responsable de cientos de muertes súbitas debido a su carácter repentino. Si la persona que sufre un PCS no recibe tratamiento de manera rápida y oportuna, tiene muy pocas probabilidades de sobrevivir.

>> Leer: Ataque cardiaco v/s paro cardíaco súbito <<

Un problema de electricidad

Un PCS consiste en una parada repentina del ritmo cardíaco, de manera abrupta y sin advertencia. Es como si las conexiones eléctricas del corazón dejasen de funcionar o se volvieran inestables, provocando un corto circuito. Por eso se dice que un PCS es un problema eléctrico del corazón (no así un infarto, el cual es un problema de circulación). 

Este problema eléctrico del corazón se debe principalmente a una fibrilación muscular en las fibras del corazón. Esta fibrilación puede ser a nivel auricular o ventricular, causando el mismo efecto: una parada cardíaca. 

Para corregir una fibrilación en el corazón, se necesita un desfibrilador, y debido a que este es un problema eléctrico, la desfibrilación se corrige mediante descargas eléctricas al corazón que ayudan a retomar su ritmo.  

¡Descarga el caso de éxito de Metlife!

La desfibrilación

Las descargas eléctricas que se envían al corazón para corregir la fibrilación se envían desde un desfibrilador. Estos aparatos se encuentran principalmente en tres tipos:

  • Desfibrilador interno automático: implante puesto directamente en el corazón, el cual da pequeñas descargas eléctricas cuando identifica alguna anomalía en el ritmo cardíaco.

  • Desfibrilador externo manual: Dispositivo que se encuentra en los centros hospitalarios y debe ser manipulado por personal capacitado de la salud.

  • Desfibrilador externo automático (DEA): similar al modelo manual, pero son dispositivos extrahospitalarios y funcionan de manera autónoma.

Los tres tipos de desfibriladores tienen el mismo objetivo: corregir una parada cardíaca repentina. 

>> Leer: ¿Cuándo se usa el desfibrilador externo automático en una urgencia de salud? <<

DEA: pieza clave para la reanimación cardiopulmonar (RCP)

Un DEA, sigla de Desfibrilador Externo Automático, es el dispositivo clave para tratar de manera temprana un PCS mientras llega el servicio de emergencia. Debido a su carácter esencial es posible encontrarlos en lugares públicos, como centros comerciales, colegios, estadios, estaciones de metro, etc.

Por ley, todo sitio de carácter público donde a diario circulan o convivan personas, debe tener un DEA instalado de manera visible y accesible para todas las personas, es decir, en una estación de metro la cabina donde se guarda el DEA debe encontrarse en los pasillos y no en una oficina restringida solo para el personal.

Funcionamiento autónomo e intuitivo

La característica de un DEA es que su funcionamiento es totalmente automático y de uso fácil para que prácticamente cualquier persona pueda manipularlo (aunque siempre se recomienda que tenga cierto grado de conocimiento en RCP). 

El desfibrilador trae unos electrodos que se colocan en el pecho del paciente (incluyen una imagen indicando dónde deben ir los parches). Una vez que se colocan los electrodos en el lugar correcto, el DEA analiza el ritmo cardíaco del paciente determinando si es necesario aplicar una descarga eléctrica o no. En el caso de que el paciente efectivamente está sufriendo de un PCS, el DEA lo identifica, enviando una descarga eléctrica.

Además de hacer el análisis de manera autónoma y generar descargas automáticas, los DEA que hay en el mercado suelen incorporar instrucciones de voz o escritas para ayudar a la persona que presta la asistencia a saber qué hacer. Por ejemplo, es importante que al momento de suministrar la descarga eléctrica nadie esté tocando al paciente, ya que terceras personas pueden sufrir de la descarga.

Una vez realizada la primera descarga, el DEA continúa analizando el ritmo cardíaco, si considera que se debe hacer una segunda o tercera descarga, lo hará de manera automática.Cómo ves, el funcionamiento de un DEA es muy sencillo, sin embargo es esencial para prestar primeros auxilios durante un accidente de PCS, pudiendo salvar la vida de una persona.

Nueva llamada a la acción

Artículos Relacionados